Affligem, la cerveza belga casi milenaria. Distribuida por Troncoso Distribuidora.

Fecha

Affligem, la cerveza belga casi milenaria

Affligem es una de las cervezas más antiguas de Bélgica, con casi mil años de historia, ¡casi nada!.

Una cerveza con mucha historia que ha perdurado en el tiempo, manteniendo su esencia, llegando hasta nosotros hoy en día con tres estupendas variedades.

La Historia de Affligem

En 1074, seis caballeros en su vuelta a su tierra natal, decidieron cambiar sus vestiduras de guerra por hábitos monacales para redimir sus pecados. Convertidos ya en monjes, fundaron la Abadía de Affligem bajo las leyes de San Benito, o “monjes negros”,  las cuales se basan en la hospitalidad y en la comunidad.

En aquellos entonces, beber agua podía ser poco saludable, convirtiéndose la cerveza en una buena opción, tanto para saciar la sed como para alimentarse. Por este motivo, los monjes de la abadía comenzaron a preparar cerveza para recibir a sus invitados, cumpliendo así su norma de hospitalidad.

Muchas fueron las guerras que la abadía sufrió pero la que terminó con ella, destruyendo sus muros, fue la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, para nuestra suerte, la producción de la cerveza no se detuvo. Los monjes ofrecieron su sabiduría y buen hacer cervecero a una fábrica de cerveza en Opwijk, ubicada cerca de la abadía. Juntos adaptaron la receta tradicional con las modernas técnicas, manteniendo su calidad y sabor característico, hasta nuestros días.

Tres variedades de Affligem

Puedes disfrutar del sabor suave que caracteriza a la cerveza de malta Affligem en sus tres variedades: Affligem Blonde, Affligem Double y Affligem Triple.

Affligem Blonde es una cerveza dorada belga, ligeramente amarga, con 6,7% Vol y con un suave sabor a fruta. Cerveza con cuerpo dorado y brillante, de espuma espesa. A través del suave sabor superior, la redondez de la fruta tropical brinda un final refrescante en paladar. Al agitar la cerveza se liberan fuertes notas de plátano, levadura y lúpulo.

Affligem Double, la versión tostada de cuerpo medio, con doble fermentación y con 6,8% Vol, nos presenta un color marrón ambarino de cierto brillo rojizo. Tiene una espuma beige cremosa con buena retención. En nariz resulta afrutada y especiada, percibiendo un aroma a caramelo, con un ligero toque a chocolate y plátano. En boca se nota el carácter afrutado y especiado, con un final dulce. Cierto sabor a ciruelas y caramelo, con un toque anisado.

Affligem Triple a pesar de sus 9,5% Vol, sigue siendo suave. El equilibrio entre los azúcares y el alcohol hace que apenas se note este último. De doble fermentación en botella, tiene un cuerpo completo, con una espuma densa y cremosa, y una buena carbonatación. En el vaso se percibe su color ámbar brillante. Los aromas a pan horneado, manzana madura y plátano inundan la nariz. En el paladar disfrutarás de un sabor muy frutal donde destacan el albaricoque, el plátano y el melocotón. Unidos a sus toques picantes y cítricos, hacen de ella una cerveza excepcional. Para servirla, se aconseja verter el 90% del contenido, agitar el 10% restante para añadirlo después y generar así más espuma.

Sírvelas en una copa tipo cáliz para poder apreciar todo el sabor y aromas de estas cervezas. Y sobre todo, tal como dijo uno de los monjes benedictinos de Affligem:

“Nunca se bebe una Affligem en solitario, compartirla mejora el momento juntos¨.

Si quieres tener estas joyas belgas, no lo dudes, pincha aquí y haznos tu pedido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp